San Pedro de Atacama 3/4 Geisers del Tatio, Machuca y Pueblo de San Pedro de Atacama

 Geysers del Tatio

El Tercer día fue el más agotador de todos.
La Noche anterior nos recomendaron comer Pastas en la Noche pero no sobre cargar nuestro estómago ya que nuevamente podíamos apunarnos. Prometo que eran los Raviolis más ricos que había probado en muuuucho tiempo, fue una porción muy moderada acompañada por mate de Coca y no comí nada mas.

Dormí plácidamente esa noche después de una reponedora ducha del Valle de la Luna y a las 3:20am me levanté.

El frío a esa hora en San Pedro de Atacama calaba los huesos así que me abrigué rápidamente. los grados bajo cero se hacían presente.

Me puse bloqueador y comencé a vestirme por capas.
Usé 4 capas de pantalones, calzas, jeans, pantalon de polar y un pantalón deportivo.
2 pares de calcetines (uno de algodón y otro de lana).
Una polera, un polerón y me puse mi parca negra, con bufanda y gorro de lana,guantes, después me pondría mi Dolly (la chaqueta gruesa con chiporro).

Luego fui a la cocina por un Mate de Coca y tomé un poquito sin colapsar mi estómago, comí un "Mifrut" de Pera y un trocito de chocolate.

Los guías a cargo de la excursión eran Eduardo y no me puedo acordar el nombre del chofer pero creo le decían Negro. Lejos los mejores guías y más simpáticos.

Salimos del hostal todos los que asistíamos a la excursión a los Geisers del Tatio a las 4:20am.
Habían 2 Canadienses, 5 Inglesas, 5 Chilenos,  entre los que íbamos en el tour.
Nos pidieron que no tomáramos absolutamente nada de agua helada o bebida o lo que fuese hasta horas más tarde porque nos podía hacer muy mal. yo llevaba mi mate calientito  de Coca que usé como guatero durante el viaje.
Me impresionó lo abrigadas que iban las chicas inglesas (como Joey de Friends) y lo poco abrigados que iban los Canadienses, supuse que por las condiciones climáticas de sus países estarían acostumbrados pero no podía haberme equivocado más... después contaré por qué.

Estábamos todos aún con sueño así que nos aconsejaron descansar e intenté dormir hasta que llegáramos al parque.

Durante el viaje el frío y la altura de 4320msnm se hicieron notar inmediatamente. Tuvimos que parar en medio del camino porque los guías detectaron un flamenco en la carretera, se bajaron rápidamente para socorrerlo pensando en que quizás estaba herido pero al acercarse el flamenco salió volando y supusimos  que estaba desorientado y no herido.

Juro que jamás en mi vida había estado en un lugar TAN helado y creo que se sentía peor debido a la altura.
Al llegar al Parque me puse inmediatamente la Dolly ya que estaba tiritando.
Una de las chicas Inglesas estaba apunada, se sentía pésimo y tuvo que "correr" al baño con dolor de oídos y nauseas, nuestro chofer la socorrió. en realidad dudo que haya corrido pero se bajó muy rápido.

La entrada al parque costo $2000 pesos y eran atendido por atacameños..

Geysers del Tatio - Madrugada

Luegos nos fuimos a la van y apenas estacionó nos bajamos calmadamente y nos fuimos caminando hacia los Geisers. Eramos los primeros en llegar al lugar. Teníamos toda esa maravilla para nosotros solos. 
Es un poco extraño todo el fenómeno. La luna brillaba potente en el cielo y el vapor tapaba el lugar. El escenario podría haber sido tenebroso pero en realidad tenía una vibra relajante y exquisito.

Empezó a amanecer y llegaron más vans con turistas de todas partes del mundo.
Geysers del Tatio

Cuando nos llegaba el Vapor se sentía tan agradable porque producía un calorcito.
Casi todos íbamos muy abrigados pero los desafortunados Canadienses estaban congelados, iban solo con jeans y una parca.  Esta demás decir que fueron los primeros en meterse a las Termas para poder su temperatura. Quizás se confiaron por soportar bajas temperaturas en su país pero probablemente no consideraron que se sentiría diferente por la altura. Repito, estábamos a 4320 metros de altura!!!!!
  
Geysers del Tatio


Nos dieron una charla de como funcionaba todo y algo de la historia del lugar.
Luego nos dieron instrucciones y comenzamos la excursión guiada por el sector.
  Geysers del Tatio

Era impresionante ver como de la nada el agua hirviendo emergía en un chorro de vapor y llegaba a alturas inimaginables. 

Geysers del Tatio

Jamas hubiese pensado en que el agua hirviendo a los 85°C de los Geysers se congelaría tan fácilmente.


Geysers del Tatio


Después me fui a dar una vuelta por ahí para seguir conociendo el lugar y al volver los guías estaban preparando un rico desayuno. Tomé chocolate caliente y me dio tanto gusto ver que calentaban las cajas de leche en las vertientes que salían de los Geysers.

Leche con chocolate calentandose en agua de Geysers

Al rato varios se metieron en la Van porque no soportaban el frío y otros pocos se fueron a meter en las Termas. Yo solo me quedé afuera conversando con los guías y disfrutando del agradable paisaje.
Ahora los colores en las montañas se hacían presentes.

termas en Geysers del Tatio

Horas después salimos del recinto rumbo a Machuca, no sin antes hacer una parada en los baños del centro turístico y ver que las llaves estaban congeladas como estalactitas.

yo en Geisers del Tatio

eran cerca de las 9AM cuando salimos de ahí, según nuestro barómetro en el auto indicaba que hacían -12°C pero el sol hacía que no se sintiera tan congelado todo. Incluso me saqué el pantalón deportivo y los pantalones de Polar solo quedandome en jeans y calzas y no sentía tanto frío. 

Íbamos bajando la carretera cuando paramos en varias partes a sacar fotos, habían varias lagunas congeladas. Ahí estuvimos varios minutos sacándonos fotos y disfrutando del paisaje.
Laguna Congelada

Las personas se subían al hielo y no se quebrada, yo incluso lo intenté varias veces pero en una oportunidad me moví demasiado rápido y perdí el equilibrio... lamentablemente caí a la laguna y mi pie rompió el hielo haciendo que  se metiera en el agua heladísima y con olor a caca de flamenco.

 En vez de quejarme me largué a reír!!!! Son cosas que pasan y por algo te piden que no hagas movimientos bruscos a tal altura.

Salí rápidamente de ahí y me saqué el zapato, lo metieron en una bolsa para evitar que el olor a caca invadiera nuestra van. Me limpié el pie con alcohol en gel y tuve la idea de ponerme un guante para evitar que se me congelara el pie, me prestaron una hawaiana para caminar bien y así seguí el resto del tour.

Accidente! 
Improvisación, guante y hawaiana para evitar congelamiento de pie

Todos los "gringos" me preguntaban "Are you cold?" "How's your foot?" "Can you move your toes?" y yo solo decía "I'm alright, It's all good.  My foot is warm" y les movía mi pie con el guante que acomodé como señal de la paz. jajajaja

Quizás ellos hubiesen encontrado trágico lo que sucedió pero yo me lo tomé con mucho humor, me saqué fotos y mantuve mi mejor actitud con respecto a la anécdota. 

Paramos en otras lagunas pequeñas que no recuerdo su nombre pero esta entre Tatio y Machuca,(he buscado los nombres en google pero no aparecen en ninguna parte, incluso ni siquiera en los mapas de SERNATUR).

Nuestra nueva parada fue en el pueblo de Machuca a 4015 msnm, en donde la mayoría corrió a comprar empanadas de queso y otros anticuchos de llama. 

Machuca
Yo comí un anticucho de llama. Era muy parecido a la carne de vaca y estaba muy rico. Lo acompañé con mate de coca mientras me sentaba a conversar con las inglesas y los guías.

Los otros turistas que pasaban por ahí todos me quedaban mirando el pie queriendo saber que había sucedido.

Un rato más tarde subí el cerro para conocer la Iglesia de Machuca.
Una iglesia muy modesta pero bonita y me encantó ver que afuera tenía una linda bandera chilena.

Iglesia de Machuca

El pueblo de machuca, si es que se puede decir pueblo consiste en una "pasaje" en el cual viven muy pocas personas, no creo que más de 10 en verdad.
Publo de Machuca
El pueblito se mantiene gracias a las ventas del turismo.

Minutos más tarde seguimos nuestro viaje hasta el valle de los cactus, uno de los ellos media 4 metros y nos contaron que los cactus crecían 1cm por año, así que ese cactus tenía 400años. Todos, menos yo (por falta de zapatos) y el chofer, escalaron la cuesta y pudieron apreciar la grandiosa vista desde allá arriba... Mientras nosotros caminamos por el sendero entre rocas y cactus hasta llegar a la van.

Valle


Valle de los Cactus


Después volvimos a parar en una quebrada en donde pudimos ver chinchillas y llamas y nos dieron una charla sobre los depósitos de Litio.


Vicuñas

Laguna Congelada


Laguna Congelada
A las 12:30pm nos encontramos de vuelta  en San Pedro de Atacama.
El calor bordeaba los 20°C.
Llegué directo a tirarme a la cama. estaba agotad+isima. Ni siquiera tenía ganas de almorzar. 

Cerca de las 4pm me desperté porque sentí un temblor que después según la información de las noticias anunciaron que fue de 5,5 Richter.

En la tarde, salí a recorrer el pueblo, primero visité la iglesia en donde encontré cosas de la colonia. La iglesia estaba siendo reparada pero dejaban entrar igual. 
Iglesia de San Pedro de Atacama

Luego visité el centro artesanal de San Pedro que se encuentra en frente de la plaza y casi al lado del Museo.
 Los precios son relativos, hay que preguntar para poder regatear si compras varias cosas.
Yo compré varios pares de calcetines de lana, bufandas, magnetos para el refrigerador, abridores, vasitos decorativos y gasté unos 12mil pesos chilenos. Si no hubiese regateado habría gastado al menos 25mil.
Las cosas que predominan ahí son los recuerdos de cobre y las cosas de lana.
Mercado Artesanal San Pedro Atacama

Es muy bonito porque los fuertes colores adornan el lugar y lo mejor de todo era que los vendedores en cada puesto no eran acosadores. Ellos esperaban a que tú preguntaras.

Luego estaba muerta de hambre así que fui a cenar al renombrado restaurant Adobe.
Pedí un lomo a lo pobre que estaba exquisito. Llevaba tantos días cuidando lo que comía que como era último día quise darme un tremendo gusto.
El local el precioso, me senté en una mesa afuera en donde había un agradable fogón. 
Restaurant Adobe

En las mesas cercanas solo se escuchaban hablar inglés así que a veces me sentía tan extranjera dentro de mi propio y amado país.
Los valores de este restaurant son muy elevados, gasté unos $14mil pesos en mi cerveza y cena. 
como recomendación les digo que hay que llegar temprano ya que antes de las 9pm el local estaba lleno y las personas estaban en lista de espera.

Después de cenar, fui a recorrer la calle Caracoles y entré en varios lugares de souvenirs pero los precios eran los mismos que en otros lados y no compré nada más.